Cómo se puede regular el clima del planeta?

Para cambiar el clima global, debe cambiar la cantidad de calor que llega al planeta, o la cantidad de calor que sale del planeta. Los seres vivientes afectan el clima cuando alteran la cantidad de luz que es absorbida por la superficie de la Tierra y la cantidad de gases de invernadero de nuestra atmósfera.

Cómo se puede regular el clima del planeta?

Para cambiar el clima global, debe cambiar la cantidad de calor que llega al planeta, o la cantidad de calor que sale del planeta. Los seres vivientes afectan el clima cuando alteran la cantidad de luz que es absorbida por la superficie de la Tierra y la cantidad de gases de invernadero de nuestra atmósfera. La buena noticia es que en Europa, China e India, el carbón está siendo reemplazado rápidamente como fuente generadora de electricidad. Al mismo tiempo, las tecnologías para producir energía eólica y solar se están expandiendo.

Esta radiación de onda larga es absorbida por los gases de la atmósfera, son los gases de efecto invernadero. Como consecuencia de esta absorción se produce un calentamiento en las capas bajas de la atmósfera que hace posible la vida en el planeta. Este efecto es conocido como efecto invernadero natural, sin él no existiría la vida ya que la temperatura de la superficie de la Tierra bajaría hasta los -20 ºC. Si la proporción de los gases que componen la atmósfera cambia, también variará la capacidad de la atmósfera para retener calor.

El clima del planeta está cambiando, se estima que la temperatura promedio global ha aumentado en aproximadamente 1 ºC, en lo relativo al periodo de 1850-1900, siendo esto más evidente en el hemisferio norte que en el hemisferio sur. En el caso de la precipitación, aunque tiene una gran complejidad espacial y alta variabilidad temporal, se ha observado que desde 1970, la precipitación ha aumentado principalmente en latitudes superiores a los 30º de latitud. A finales del siglo XXI, a partir de varios Modelos Generales de Circulación Atmosférica, se proyecta que el aumento de la temperatura terrestre podría ser de entre 2,5 y 5°C, y que el incremento del nivel medio del mar podría ser de entre 45 y 82 centímetros. Adicionalmente, es probable que la precipitación continúe aumentando en las latitudes altas y que disminuya en las zonas subtropicales (IPCC 201.Este valor es, por mucho, el mayor de todos los posibles forzamientos asociados a los diferentes mecanismos responsables de los cambios de clima que se analizan en este apartado.

En épocas anteriores, hace millones de años, en que sí se dieron situaciones con concentraciones de CO2 muy superiores a las actuales se piensa que fueron procesos tectónicos, como la actividad volcánica, los que determinaron los cambios de concentración (Ruddiman 199.El primero es que, a diferencia de los anteriores, tiene una escala temporal tan corta que se pueden apreciar los cambios en un tiempo comparable con la vida de una persona. En ciertos intervalos de tiempo sus estadísticas pueden, más o menos, coincidir, pero no tiene sentido pensar que eso tenga que ser siempre así. Sirva como comparación, por ejemplo, que se piensa que la oscilación de temperatura asociada a las eras geológicas o a cambios climáticos abruptos no llegan ni a la mitad de lo indicado para el calentamiento debido al EI natural (Masson-Delmotte et al. En el applet, se puede observar que el rango del IPCC para la Absorción Terrestre del Carbono es muy grande.

La vida afecta la composición de la atmósfera y, por lo tanto, el clima, ya que diferentes formas de vida absorben y liberan gases como el dióxido de carbono, el metano y el oxígeno a diferentes velocidades. Conviene destacar dos aspectos; primero, la poca diferencia existente en los mapas de la columna izquierda, como ya se había adelantado; segundo, la desigual distribución geográfica de los aumentos de temperatura, con un claro predominio de los valores en la región ártica donde la temperatura podría aumentar a final de siglo más de 7ºC. También se proclamó la necesidad de disponer de juicios científicos objetivos, equilibrados y coordinados internacionalmente, capaces de aportar luz sobre las consecuencias que un aumento de la concentración en la atmósfera terrestre de los gases con efecto invernadero podría tener en el clima del planeta y el impacto socio-económico que se podría derivar. Este es un lugar clave para discutir el papel de los seres humanos en el cambio de nuestro entorno y el clima.

Pero a partir del presente no se sabe cuáles van a ser las condiciones en la atmósfera terrestre y sin embargo su conocimiento es imprescindible para poder simular el clima futuro. El albedo también depende, como se ha dicho, de las propiedades reflectoras de la superficie del planeta. En la Cumbre del Clima en París, los gobiernos presentes se comprometieron a mantener el calentamiento global bien por debajo de ese límite, menos de 1,5 ºC, una acción que podría significar una diferencia crucial especialmente para islas pequeñas y otras áreas vulnerables. Cuando se enseña sobre la interacción entre el clima y la vida, se deben enfatizar las diferencias entre los cambios naturales y aquellos causados ​​por el hombre.

Hace cien mil años existió un precedente de un incremento de temperatura de 3 ºC -que es el intervalo que algunos modelos pronostican para finales de este siglo-, fue entonces cuando Europa central tenía un clima similar al que existe actualmente en África. La acción tiene como objetivo evaluar la exposición de un conjunto de especies y ecosistemas ante el cambio climático para contribuir con insumos para la evaluación de la vulnerabilidad de los ecosistemas y sus especies para contribuir a diseñar acciones de conservación y restauración en un contexto de cambio global. .

References

Dejar respuesta

Los campos obligatorios están marcados como *