Cuántos tipos de climas hay y cuáles son sus características?

Sin embargo, el geógrafo, meteorólogo y climatólogo ruso-alemán Wladimir Köppen, ordenó los climas en categorías específicas. En este artículo revisaremos cuáles son los tipos de clima que existen en condiciones normales, según la estación del año y la ubicación geográfica, así como las diferentes clasificaciones que existen.

Cuántos tipos de climas hay y cuáles son sus características?

Sin embargo, el geógrafo, meteorólogo y climatólogo ruso-alemán Wladimir Köppen, ordenó los climas en categorías específicas. En este artículo revisaremos cuáles son los tipos de clima que existen en condiciones normales, según la estación del año y la ubicación geográfica, así como las diferentes clasificaciones que existen. Teniendo en cuenta cuáles son los tipos de clima predominantes, es importante conocer que dentro de estos, a su vez, se encuentran una variedad de subclimas, los cuales se clasifican de la siguiente manera según la escala de Wladimir Köppen (climatólogo alemán). Existen otros factores propios de cada región que afectan al clima, como la altura, la distancia de un lugar respecto de la línea del ecuador, las corrientes de las zonas costeras, entre otros, que provocan diferentes tipos de climas según el lugar del planeta en que se encuentren.

Existen tres tipos de climas principales que, a su vez, se caracterizan por diversos subclimas. En este artículo podremos conocer los distintos tipos de clima que hay en nuestro planeta y qué características tiene cada uno. En la siguiente clasificación vamos a ver a grandes rasgos los tipos de climas que hay y las características de cada uno. Además, de cada gran tipo de clima hay algunos subtipos mucho más detallados atendiendo a zonas más pequeñas.

Espero que con esta información puedas conocer mejor los tipos de clima. La clasificación más aceptada de los climas es aquella que se basa en la obra “El clima de la Tierra , publicada en 1923 y escrita por Wladimir Petróvich Köppen, geógrafo, meteorólogo, climatólogo y botánico ruso, que describe los distintos climas en función de, principalmente, las temperaturas y las precipitaciones, los dos factores meteorológicos que más determinan las propiedades climáticas. El clima monzónico o subecuatorial es un tipo de clima tropical dominado por el monzón, la masa de aire marítima, cálida y húmeda que procede los anticiclones subtropicales. Esto hace que los veranos sean muy lluviosos, con al menos 2,000 mm anuales de lluvias, pero con una oscilación térmica muy baja propia de los climas tropicales.

Un claro ejemplo son los bosques tropicales de la India. El clima selvático es un tipo de clima tropical que nace de la unión de ecosistemas muy lluviosos y calurosos que generalmente están atravesados también por ríos de caudal alto. Estas condiciones meteorológicas y geográficas hacen que los climas selváticos sean las zonas del planeta con mayor densidad de especies vegetales y animales. El clima desértico es el tipo de clima más seco, con unas precipitaciones anuales por debajo de los 225 mm, unas temperaturas muy altas (que pueden superar los 40 ºC), unas variaciones térmicas entre la noche y el día muy pronunciadas, un terreno muy erosionado por la falta de humedad y una baja abundancia y diversidad de plantas y animales.

El clima semiárido o estepa es el clima menos seco dentro de este grupo. Las precipitaciones están entre los 500 y los 800 mm anuales, por lo que llueve más que en los climas desérticos. Por ello, pese a que la evaporación sigue superando a las precipitaciones, no son tan áridos. Las temperaturas son altas en verano pero bajas en invierno y presentan un suelo rico en minerales pero pobre en materia orgánica, por lo que la vegetación consta de matorrales y hierbas bajas que se extienden por territorios llanos.

El clima mediterráneo es un tipo de clima templado, que recibe este nombre al ser muy representativo de la zona del Mar Mediterráneo (pero no es la única del mundo con este clima), con lluvias que no suelen ser muy abundantes (y menos en verano) y unas temperaturas que suelen estar siempre por encima de los 20 ºC, a excepción del invierno, que son relativamente bajas. El clima mediterráneo se caracteriza, pues, por inviernos templados y lluviosos y veranos calurosos y secos. El clima océanico es un tipo de clima templado donde las precipitaciones son constantes durante todo el año y con unas variaciones estacionales mucho más marcadas que en el mediterráneo. Y es que si bien los meses calurosos llegan a los 22 ºC (los veranos son frescos y nublados), los fríos están cerca de los 0 ºC.

Se desarrollan entre las latitudes de 45º y 55º, generalmente al lado de los mediterráneos. El clima subhúmedo es un tipo de clima templado caracterizado por unos veranos largos, húmedos y calurosos. Los inviernos, en cambio, son secos. Es el único clima templado cuya estación más lluviosa es el verano.

Están ubicados en latitudes medias y, como vemos, presentan inviernos frescos y secos y veranos cálidos y lluviosos. El clima continental templado es un tipo de clima continental que se desarrolla en zonas templadas de latitudes medias pero donde hay una zona “de conflicto entre las masas de aire polares y tropicales. La lejanía del océano hace que este no pueda ejercer la influencia moderadora del clima oceánico, por lo que las variaciones estacionales son pronunciadas. Los veranos son templados y húmedos (las tormentas son frecuentes) y los inviernos, muy fríos, con nevadas frecuentes y generalmente con una cubierta persistente de nieve.

Tienen, como mínimo, cuatro meses por encima de los 10 ºC y un mes por debajo de los -3 ºC. Es propio del hemisferio norte, pues en el sur solo se encuentra en forma de microclimas. El clima de tundra es un tipo de clima polar con unas precipitaciones casi tan bajas como las de un desierto pero unas temperaturas casi nunca por encima de los 5 ºC, aunque no llegan a ser tan bajas como las del clima gélido. Aun así, el terreno está casi siempre congelado, por lo que la “vegetación se limita a musgos y líquenes.

El clima gélido o glacial es un tipo de clima polar caracterizado por tener permanentemente unas temperaturas por debajo de los 0 ºC, una humedad en el aire inexistente, un viento generalmente intenso, escasas precipitaciones y una radiación solar muy débil. Se desarrolla en los dos polos de la Tierra, con unas condiciones especialmente extremas en la Antártida (Polo Sur), es decir, entre los 66º y 90º de latitud norte y sur. En este artí­culo veremos los tipos de clima que ocurren diariamente como resultado de los sistemas climáticos globales. Existen numerosos tipos de clima muy diferentes en nuestro planeta tierra, los cuales incluyen lluvia, nieve, viento, niebla y sol.

Los datos climáticos muestran que casi todas las sabanas se encuentran en regiones con temperaturas medias anuales de 15 ° C a 25 ° C y precipitaciones anuales de 81 cm. El clima de un área es la sí­ntesis de las condiciones ambientales (suelos, vegetación, clima, etc. Además las cuatro estaciones del año pueden marcar en gran medida el clima, estas son el invierno, la primavera, el verano y el otoño. En este tipo de climas las temperaturas por lo general son moderadas, inclinándose más hacia las temperaturas frías en algunas épocas del año.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de clima en el mundo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la Tierra y el universo. El clima se puede definir como el conjunto de estados de las variables que se mantiene constante a lo largo del tiempo. Sin embargo, es sorprendente la cantidad de plantas que afectan el clima, las plantas procesan y liberan vapor de agua (necesario para la formación de nubes), absorben y emiten energí­a utilizada para impulsar el clima. En el clima de tundra las temperaturas son bajas, aunque en los meses más cálidos se pueden superar los 0ºC.

Otro tipo de clima es el templado, que se extiende entre los 1,000 y los 2,000 metros de altura respecto al nivel del mar. Es un clima, por tanto, con precipitaciones irregulares que pueden darse a veces en forma de fuertes tormentas. En los siguientes apartados te contamos lo más importante de cada uno de los subtipos de los tres grandes bloques de climas. A diferencia del clima húmedo ecuatorial, el clima monzónico se caracteriza por distintas estaciones húmedas y secas asociadas con la inversión estacional de los vientos.

Sin embargo, este cinturón aún recibe una luz solar considerable y con la lluvia excesiva, proporciona condiciones ideales de crecimiento para una vegetación exuberante, las principales regiones con clima tropical son la cuenca del Amazonas en Brasil, la cuenca del Congo en ífrica occidental e Indonesia...

Dejar respuesta

Los campos obligatorios están marcados como *