Qué son las zonas climáticas y cuáles son?

Las zonas climáticas son las zonas con climas distintos, que se producen en la dirección de este a oeste alrededor de la Tierra, y se pueden clasificar utilizando diferentes parámetros climáticos. En algunas zonas, las zonas climáticas pueden ser interrumpidas por montañas u océanos.

Qué son las zonas climáticas y cuáles son?

Las zonas climáticas son las zonas con climas distintos, que se producen en la dirección de este a oeste alrededor de la Tierra, y se pueden clasificar utilizando diferentes parámetros climáticos. En algunas zonas, las zonas climáticas pueden ser interrumpidas por montañas u océanos. Un hecho importante, es que la mayorí­a de los paí­ses industrializados se encuentran en la zona templada, por lo que la duración de las estaciones, o la temporada de huracanes no ocurren en los lapsos normales, lo cual genera alarma y emplaza a buscar soluciones que contribuyan en pro de mejorar las condiciones de la atmósfera. La abundancia de lluvias y las elevadas temperaturas favorecen el desarrollo de la vegetación y es en esta zona en la que se desarrollan los grandes bosques selváticos.

Esta zona recibe los rayos del Sol en forma semi inclinada, por lo que sus temperaturas son moderadas, es decir ni muy calurosas ni muy frías, la temperatura va disminuyendo en la medida en que nos alejamos del Ecuador y nos acercamos a los círculos polares. En ese sentido, las zonas templadas concentran gran cantidad de población, seguida de la cálida, y por último la zona polar. Al contrario pasa con la manzana, que es abundante en las zonas templadas, pero algo muy exquisito en el trópico. Debido a que el calor del Sol llega de manera desigual a los diferentes sectores de la Tierra, se originan distintas regiones o zonas climáticas en nuestro planeta.

Justamente al norte de donde surgen los vientos alisios, la misma masa de aire que se desploma desde altura dándole lugar a los mencionados vientos genera también que parte de ese mismo aire viaje hacia al noreste o hacia el sureste, en el caso del hemisferio sur, y por tanto se conforman los vientos occidentales típicos de esta zona. Así­ pues, el ecuador y los trópicos recibirán los rayos del sol de forma perpendicular, mientras que, en las zonas templadas, llega con cierta inclinación, mientras que en los polos ya es bastante tenue. En ese sentido, en cada una de las zonas existen lugares que poseen un paisaje extraordinario que ha servido de referencia desde el punto de vista turí­stico, o por lo menos como un lugar digno de ser estudiado, por sus riquezas naturales. Y finalmente las zonas polares, cuya situación es generalmente anticiclónica porque las masas de frío descienden desde las alturas desplazándose hacia el sur, llueve muy poco, menos de 250 mm.

Por otra parte, en virtud de los cultivos particulares que se dan en cada zona, eso condiciona la cultura gastronómica de cada zona. Este efecto, denominado efecto Foehn, es el responsable de las grandes diferencias de pluviosidad que se producen entre zonas muy cercanas de la península Ibérica, por ejemplo entre el sur y el norte de los Pirineos o de la cordillera Cantábrica. Ubicados en las zonas polares y en los polos, se caracterizan por tener temperaturas muy bajas durante todo el año. Como quiera que sea, es precisamente ese clima lo que va a determinar el paisaje de la zona correspondiente.

En ellas predominan los llamados vientos alisios que se forman cuando las masas de aire del norte o del sur se mueven para ocupar el espacio que deja libre el aire ascendente de la zona ecuatorial. Las zonas tropicales situadas entre los 20º y los 40º de latitud, en las que el aire desciende desde la altura, se caracterizan por el predominio de las altas presiones (aire frío y denso que se acumula contra la superficie).

Dejar respuesta

Los campos obligatorios están marcados como *